Molino de viento que transforma aire en agua

Uno de los mayores problemas en el mundo, sobretodo en los países subdesarrollados, es la escasez de agua potable. Sin embargo, este ya no será un problema gracias al inventor francés, Marc Parent, el cual ha inventado un molino de viento que es capaz de transformar el aire en agua potable.

Este molino de viento que es capaz de generar agua potable es el fruto de 10 años de investigación. Este molino de viento llamado, “Eole water” aprovecha la humedad del aire que se condensa. El mástil se convierte en reserva de agua, y al final del circuito, los filtros de partículas, permiten que el agua sea potable.

El próximo modelo de “Eole water” podría producir 1000 litros diarios de agua potable, dato que puede variar dependiendo de la altura del molino.

Aquí os dejamos un vídeo del inventor, Marc Parente, hablando sobre Eole water:

El vídeo de Marc Parent

Ahora sólo queda esperar que se invierta en él y pueda reducir sus costes.

Sin duda, este es un avance tecnológico muy importante que puede salvar muchas vidas en todo el planeta, pues como ya sabemos, el agua es vida, cuídala y no la malgastes!!

FUENTE |Eole Water

http://www.economiadelaenergia.com/

¡Abre el grifo!

Tienes sed, necesitas beber y te encuentras con varias opciones, entre otras, abrir el grifo y servirte un refrescante vaso de agua o, por ejemplo, comprar una exótica botella de agua de lluvia recogida en Tasmania. ¿Te has parado a pensar si el agua corriente de tu ciudad es de peor calidad que la embotellada? ¿Acaso tiene peor sabor? ¿Por qué estás dispuesto a pagar mucho más dinero por un producto que puedes obtener prácticamente gratis?

¿Sabías que el agua embotellada cuesta casi 2.000 veces más que el agua corriente? ¿Que en el mundo se producen más de 3.000.000 de toneladas de plástico para poder embotellarla y tan sólo se reciclan un 13% de los envases?

La generalización de su consumo es una cuestión algo absurda si se tiene en cuenta que los países desarrollados cuentan con redes de abastecimiento de agua potable de calidad mientras que la mitad del mundo no las tiene (se estima que en el 2025 el 60% de la población mundial no tendrá acceso a agua limpia o de calidad) Además, no hay que olvidar el tremendo impacto medioambiental que supone su obtención, embotellado y transporte. Actualmente se usan 17 millones de barriles de petróleo para fabricar las botellas de plástico, con esta cantidad se podría producir la gasolina necesaria para mover un millón de coches durante un año.

Las iniciativas para concienciar a la población de que el agua del grifo es tan sana como cualquier otra aumentan cada día pero estamos en una sociedad de libre mercado y, por tanto, es el consumidor el que tiene que decidir y actuar. Cada vez que abras una botella hazte las siguientes preguntas:

¿qué estoy comprando? ¿A qué precio? ¿Cuál es el impacto medioambiental?

Tú decides.

Visto en Cadenaser